Formación para ser un buen líder

Cuando hablamos de formación para ser un buen líder, nos referimos a cultivar y a desarrollar el “SER” y el “HACER” del mismo. Por el primero nos referimos a como el individuo integra las distintas fases de su vida para poder encontrar un equilibrio que repercuta en ser mejor persona y mejor profesional. Para ello es […]

0 Comments

Cuando hablamos de formación para ser un buen líder, nos referimos a cultivar y a desarrollar el “SER” y el “HACER” del mismo. Por el primero nos referimos a como el individuo integra las distintas fases de su vida para poder encontrar un equilibrio que repercuta en ser mejor persona y mejor profesional. Para ello es importante el conocer las propias motivaciones y necesidades para poder gestionarlas en el entorno actual.

Respecto a lo segundo, al “HACER” nos referimos a la adquisición de hábitos efectivos que hagan que el líder tenga un desempeño efectivo y eficiente para sí mismo y también para los demás. Para hacerlo posible será necesario facilitarle herramientas y recursos para que pueda probar cosas de forma distinta que, consecuentemente, tendrá un impacto distinto.

En el pasado una formación de liderazgo se basaba mucho en el “HACER” y más bien poco en el “SER”. Hoy en día hemos aprendido a que los cambios mayores provienen del desarrollo del segundo, y sólo así conseguimos cambiar de forma drástica el “HACER”.