Motivación

Edúcate para ganar en la Nueva Economia

0 Comments

Estoy viendo muchos artículos, fotos en las redes sociales, dando a conocer que los padres deben enseñarles a sus hijos, que deben ser pobres pero “felices” y digo porque no se puede ser las dos cosas a la vez, esto es algo muy común creer que ser pobre es ser feliz y que los ricos no lo son, encontrarme con personas que creen (por alguna extraña razón) que la humildad es lo mismo que la pobreza. Particularmente, le escucho decir esto, a personas de bajos ingresos económicos. Y la excusa es básicamente la siguiente: “Los ricos son malos”. Por lo tanto, “los pobres son buenos”, y la mayor virtud de ser pobre, es ser humilde. Porque sencillamente no hay nada por lo cual sentirse superior a otros. Esto, por un lado, es bastante triste, pues son justamente las personas pobres las que relacionan más el valor personal con el dinero. Ellos se tienen que justificar de alguna manera ante la gente que tiene más éxito financiero, diciendo que son humildes. Y por otro lado, es bastante peligroso para el progreso de las personas, pues creer que tener una gran riqueza es malo, te puede detener en tu camino al éxito total.